Préstamos personales según la tasa

Una de las clasificaciones en las que se puede distinguir a los préstamos personales es según el tipo de tasa que se cobre.

Préstamos personales según la tasa

Préstamo a tasa fija: durante toda la vida del préstamo, se cobra la misma tasa de interés. Las cuotas van a ser fijas.

Préstamo a tasa variable: la tasa que se cobra se irá ajustando de acuerdo a una o más variables previamente establecidas. Las cuotas irán variando en la medida que la variable de ajuste se modifique.

Préstamos a tasa combinada: los primeros meses de vida del préstamo, se cobra tasa fija. Luego, la tasa varía en función de la modificación de la variable de ajuste.

Los préstamos personales tienen en su gran mayoría tasa fija, sólo existen algunas opciones de tasa variable. Esto se debe a que los plazos de cancelación no son demasiado extensos (por lo general, 60 meses).

En otros tipos de préstamos como hipotecarios o prendarios, sí se ofrecen productos a tasa variable. La variación de la tasa queda supeditada a la modificación de una variable previamente establecida como ser Tasa Badlar, IPC, etc.

Los préstamo hipotecarios (cuya vida es más extensa que en el resto de los préstamos) poseen a veces una combinación de tasa fija en los primeros meses y tasa variable para el resto de las cuotas. Es lo que se denominada tasa combinada.

 

 

¿Te sirvió esta nota? ¡Compartila!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *